Si necesitas un vallado metálico, puedes comprarlo en Hierros Alfonso | Grupo Hierros Alfonso

Si necesitas un vallado metálico, puedes comprarlo en Hierros Alfonso

Estamos convencidos de que no te vamos a desvelar nada especialmente impactante cuando te contemos qué es el vallado metálico y para qué sirve. Pero igual te sorprendemos cuando te digamos que, si lo necesitas para alguna propiedad, no tienes que complicarte en exceso para comprarlo: solo tienes que venir a Hierros Alfonso. Nosotros te vendemos esa valla que buscas y te lo explicamos todo con detalles a continuación.


Qué es y para qué sirve el vallado metálico 

Un vallado metálico es una estructura esencial para delimitar, proteger y asegurar propiedades de manera efectiva. Su diseño responde, principalmente, a la necesidad de proporcionar seguridad, privacidad y orden en diversos entornos residenciales, comerciales e industriales (principalmente). A nivel técnico, el vallado se suele fabricar con materiales muy duraderos y resistentes como el acero galvanizado, un material que te garantiza que la valla en cuestión no sufrirá a la intemperie.

Si estás buscando el mejor vallado, haces lo correcto: sirve como barrera frente a intrusiones y es una magnifica primera capa protectora. Delimita también áreas restringidas y, como añadido, añade un punto estético al diseño de la propiedad.

Importante: si vas a instalar un vallado, puedes necesitar permisos

Delimitar la zona es básico cuando se procede con la instalación de un vallado metálico. Y es más importante de lo que parece: no solo porque no puedes vallar algo que no es tuyo, sino porque es bastante probable que necesites permisos administrativos.

Ten en cuenta que, aunque en muchas situaciones no se requieren dichos permisos para instalar un vallado en una propiedad privada, es esencial que te informes en primer lugar de la existencia o no de tales requerimientos legales para no terminar sufriendo sorpresas inesperadas.

Si bien es cierto que en muchos sitios la instalación de un vallado metálico en una propiedad privada no requiere de papeleo específico, especialmente si el vallado se encuentra dentro de los límites de la propiedad y no afecta a espacios públicos o a la visibilidad en carreteras, hay algunos condicionantes importantes a la hora de trabajar con este producto siderúrgico: de altura o de materiales (para la protección de la fauna) son los más habituales. Solo con todos los permisos en la mano (si es que hacen falta en tu caso) puedes iniciar la instalación de un vallado.

Pasos para instalar una valla metálica

Para esta pregunta hay múltiples respuestas. Cumplido con el requisito burocrático, los límites del terreno a cerrar tienen que estar perfectamente definidos. Una vez sepas la cantidad de metros que tendrá el perímetro, podrás determinar cuántas piezas o metros de cerramiento necesitas para completar la tarea. Muchas de estas incógnitas solo las podrás despejar una vez conozcas los tipos de alambrada metálica que existen. Y es que, tal y como te vamos a explicar a continuación, no es lo mismo usar uno de "Simple torsión" que se vende en rollos, que una "Malla móvil", que es realmente sencilla de colocar, no precisa de la asistencia profesional y viene por piezas.

La malla móvil es el vallado metálico más sencillo

La malla móvil es un tipo de vallado metálico versátil y retráctil, compuesto por paneles entrelazados que fabricamos en acero para garantizar su resistencia y larga vida útil. Se usa de forma habitual para delimitar instalaciones deportivas, espacios industriales, obras, etc. Su diseño flexible permite ajustar la longitud y la forma, optimizando el uso del espacio.

Te damos dos ventajas esenciales que debes conocer sobre la malla móvil: la optimización de los costes, ya que es realmente económica su compra, y la sencillez de instalación. La puede realizar cualquier persona, incluso sin ser experta. Se coloca o bien empotrada en la tierra o con bases de hormigón, para lo que resulta interesante, como veníamos comentando, saber el diámetro total de cerramiento.

Especialmente recomendadas para obras o vallados no permanentes, se presentan en planchas de 3500 x 1900 milímetros.

Vallado metálico de “Simple Torsión”

Junto al anterior, el de Simple Torsión es el cerramiento más popular. Comparativamente, tiene mayor calidad que la malla móvil debido a su composición: se fabrica con un triple baño galvanizado en caliente y su grosor la hace realmente resistente y duradera. Se sujeta con postes y tiene un coste algo más elevado, pero no deja de ser una opción realmente interesante por su relación calidad-precio. Ten en cuenta que el vallado metálico de simple torsión suele exigir un poste cada 3 metros y un poste de tensión cada 33 metros.

Recuerda tener bien claro qué altura tendrá el vallado

Los cerramientos no se ejecutan únicamente para evitar el tránsito de personas, también de animales. Teniendo en cuenta las posibles especies que se encuentren en la zona que vas a vallar, la altura será diferente. Te mencionamos algunos ejemplos: 

 • Jabalí, corzo y gamo: una horquilla de entre 1,60 y 1,80 metros.
 • Ciervos: 2,20 metros. 

 Y con todos estos detalles que te hemos contado, ahora ya tienes los datos más relevantes que deberías conocer si necesitas un vallado metálico para una de tus propiedades, y tenías dudas acerca de los tipos de valla metálica, sus requisitos y la forma de instalación. Por último, subrayamos otro detalle: si necesitas comprar un valla de metal, ven a visitarnos a Hierros Alfonso porque también vendemos a particulares. Aquí te damos lo necesario para la instalación de tu vallado, además de un amplio catálogo de puertas metálicas con las que completar el cierre perimetral de tu finca.