Pintura industrial

  • Pintura industrial

La pintura no es sólo un elemento decorativo. Su utilización en el sector industrial está ligada a un par de objetivos muy específicos. Para empezar, la pintura es un elemento protector, es decir, que va a proteger al material contra cualquier agresión física o química que pueda recibir. Además, el aplicar una pintura a cualquier producto industrial puede proporcionarle un valor añadido muy valioso de cara a su utilización o venta. Este valor puede basarse en unas características que el material no tendría por sí sólo, o en el ámbito del marketing, convirtiéndolo en un producto especial y único, atendiendo a los mejores criterios de personalización.

En el Grupo Hierros Alfonso se comenzó a distribuir pintura cuya finalidad estaba relacionada con la protección del hierro. En la actualidad se ha potenciado esta línea de negocio con pinturas especiales para situaciones diversas y de alta complejidad, como pueden ser pinturas para suelos, pinturas epoxi y poliuretano, etc.