Chapa galvanizada

  • Chapa galvanizada
  • Chapa galvanizada
  • Chapa galvanizada

La chapa en caliente es una chapa de acero que ha recibido un tratamiento previo de galvanizado en caliente. Se procede a una inmersión del acero en un crisol de zinc, lo que hace que la chapa quede recubierta de este metal. Con esto se consigue una protección del metal contra los efectos de la corrosión y de la oxidación que puedan originarse al estar el acero en contacto con agentes atmosféricos. Por lo tanto presentará un coeficiente de fricción menor que evitará el desprendimiento de zinc mediante su formación, la adherencia de poliuretano y la calidad anti huella.

Las chapas galvanizadas se van a encontrar en la construcción de estructuras metálicas, en mobiliario urbano, en obra civil, en el sector agrícola, e incluso para soluciones estéticas de construcción en hogares y establecimientos.