Granallado

  • Granalladora
  • Línea de granallado e imprimado
  • Interior de granalladora
  • Vigas granalladas e imprimadas
  • Vigas granalladas e imprimadas
  • Vigas granalladas e imprimadas

Todos los productos metalúrgicos, al menos en su primera transformación, se laminan a altas temperaturas que, unidas a una atmósfera no protegida y a la tendencia natural del hierro y los aceros al carbono, generan una capa de calamina (óxidos de hierro) durante el enfriamiento. Este hecho amenaza las propiedades del metal a medio plazo. Por lo tanto, puede arruinar una construcción por una falta de previsión de dicho efecto y generar unos daños tremendamente superiores al coste del tratamiento.

El efecto de la calamina consiste en desprenderse, y con ella la pintura de protección del metal, por los inevitables efectos climáticos. Esto deja vía libre a la penetración de la corrosión, muchas veces sin advertencia previa por daños visibles.

En el Grupo Hierros Alfonso, provistos de la mejor maquinaria para el granallado de metales, eliminamos dicha calamina desde el propio almacén y lo protegemos posteriormente con una primera capa de pintura (shopprimer), sirviendo los materiales perfectamente listos y “prevenidos” contra la corrosión en su primer y más importante etapa.

El grado de limpieza estándar es grado Sa 2 1⁄2 de acuerdo a la norma ISO 8501 (proveniente de la sueca SIS 05 59 00), pudiéndose realizar otros bajo pedido.

La pintura estándar de protección habitual para productos granallados es la siguiente: Shopprimer epoxi roja en capa de 15 a 30 micras. Aún pudiéndose estudiar cualquier otra necesidad, con la anterior se pueden cubrir en la actualidad el 99% de las necesidades habituales de la industria,

Bajo demanda se pueden estudiar otros procesos como:

  • Imprimación de capa gruesa
  • Otros colores
  • Silicatos de zinc o epoxizinc
  • Imprimación más esmalte